el pifostio del PP

El Partido Popular tiene un problema grave y gran culpa de ella la tiene Rajoy. Bajo mi humilde punto de vista Rajoy se debería de haber marchado la noche de las elecciones, pero el siguió y de esos polvos vienen estos lodos. Rajoy no está canalizando adecuadamente una crisis que aunque lo quieran maquillar y llamar de otra forma se llama crisis.El gallinero del PP está revuelto y Rajoy pensó que todo estaba hecho cuando no permitió a Gallardón y a Esperanza Aguirre entrar en las listas del congreso. Iluso.

Estoy de acuerdo con Elorriaga, “hay equipo y proyecto, lo que falta es un liderazgo”

En lugar de abrir un debate interno en el que todo el mundo tenga voz y entre todos los que tienen que decir algo en el partido dar un nuevo impulso al mismo, que entre otras cosas está apoyado por diez millones de votos, se dedica a salir de bolos por España recabando apoyos. Esos diez millones de personas están esperando desde el pasado mes de marzo que el PP haga lo que tiene que hacer, oposición al gobierno que tiene que estar fascinado con esa ausencia casi total del PP en un momento en que la económía metamórfica que antes era ralentización y ahora se encamina hacia la recesión campa a sus anchas.

Primero Zaplana se larga, Acebes amaga, Arístegui habla primero, se acochina en tablas después de hablar con Rajoy y de nuevo habla, Elorriaga huye hacia adelante, San Gil se despide y no sabemos lo que nos deparará el día de mañana que seguro que nos deparará algo.

¿Debe seguir Rajoy después del Congreso?

Evidentemente no soy yo quien lo debo de decidir, serán los afiliados y compromisarios.

Personalmente creo que la imagen que se está dando en el PP es penosa. Por un lado la frasecita de marras de “ahora voy a tener mi equipo” ha supuesto que Zaplana pase a ser parlamentario de a pie como paso previo a su marcha a Telefónica y que Acebes le diga “y yo también me voy” y por otro lado el secretismo absoluto con el que está tratando todos y cada uno de los temas.

Cada vez se alzan más voces críticas en el PP, voces estas de gente relevante como Astarloa hoy mismo. Al PP le hace falta abrir las ventanas, que entre aire fresco, que entre alguien que como pasó en el PSOE con Zapatero sea capaz de aportar un aire diferente, por lo menos de cara a los afiliados y al electorado en general.

Si tuviera que hacer dos apuestas para sustituir a Rajoy, a mi dentro del PP me gustan Gustavo de Arístegui y Gallardón, pero me quedo con el primero. Es un tipo que transmite, habla claro, tiene un conocimiento profundisimo de la politica internacional, una de las asignaturas pendientes de este gobierno, siempre que habla dice verdades como puños, y sus afirmaciones de hoy las comparto al ciento por ciento.

Verermos a ver cómo se desarrollan los acontecimiento, pero yo creo que Rajoy no debe seguir.