y luego dicen que la culpa es de la nieve

Cada vez que nieva en España se monta la de Dios es Cristo en algún lugar de España. LA última gorda fue en la carretera de Valencia, en esta ocasión ha sido en León. La verdad es que estoy fascinado con la inutilidad de los servicios de limpieza de carreteras. Yo no se si es que no se entrenan lo suficiente, que pasan , que no tienen medios o qué, pero la situación es sorprendente.

La pasada semana he estado en los Alpes Franceses donde os puedo asegurar que nieve muuuuucho más que aqui y jamás, repito jamás he visto el puerto de subida a Tignes o Val D’Isere cerrado. Como mucho con cadenas. Para que el lector de este blog se haga una idea la pasada semana ha habido una precipitación acumulada de 130 cm de nieve. Quizá el problema aquí es un problema de planificación, de formación y de medios. Y hablando de medios, hoy he tenido que casi rogar a los operarios del Ayuntamiento de Galapagar, que estaban repartiendo sal a base de sacos y pala en el acceso al colegio público de la Navata que por favor echaran un poco en la calle de mis suegros. Tras mi insistencia, “el encargao” ha dejado a una chica en el lugar para que echase sal. El interfecto se ha marchado con su furgoneta y me ha dado tanta pena la operaria, que he cargado en mi coche los sacos de la sal y se los he subido calle arriba (la de la foto que acompaña este post) para que básicamente no se herniara. Por lo que he sabido la situación era la misma en lugares como Villalba o Cercedilla. Y yo me pregunto. ¿Es mucho pedir que Ayuntamientos de la Sierra de Madrid dispongan de equipos esparcedores de sal? No se crean ustedes que hace falta un camión de gran tonelaje. Hay equipos autónomos que se pueden montar en la parte de atrás de furgonetas o 4×4 que funcionan a las mil maravillas y que les aseguro tienen un rendimiento mucho mayor que dos personas ateridas de frío armadas con sacos de 25 kg y una pala. Si me apuran se puede echar la sal desde la propia furgoneta con esos mismos operarios mientras el vehículo avanza lentamente surcando los 3 cm de nieve acumulada.

imag00211

La otra parte de esta historia, son los periodistas que dan las noticias como si se fuese a acabar el mundo. Pues no señores, se trata de nieve y no del fin del mundo. Toda la vida ha nevado en la sierra, incluso en toda España. Un ejemplo de la absurdez periodística fue A3 dando como noticia una familia de ecuatorianos que no habían visto la nieve en su vida y las estaban pasando canutas para poner las cadenas en el coche que habían alquilado .  En lugar de eso habría sido bastante más constructivo haber mostrado como se montan unas cadenas por ejemplo. Por cierto para el que no sepa Paco Costas ha colgado un video interesante en su web que aqui les pongo. Y por cierto, no se pierdan su análisis del cierre de la AP-66 porque no tiene desperdicio.

Ahora que ha pasado el temporal habrá que esperar a ver dónde se monta el próximo follón entre la falta de previsión de unos, la osadía de los conductores que salen a la carretera sin saber siquiera si tienen que poner las cadenas del water o las de la nieve y la supuestamente culpable de todo, la nieve. Se admiten apuestas.

pepiño, esperanza y los calcetines


Estos días pasados hemos asistido a un ataque terrorista salvaje en Bombay. Está visto que , todos estos malnacidos son el mismo perro con distinto collar. Unos en nombre de Alá y los otros en nombre de la independencia, pero el caso es que lo único que siembran es destrucción y terror. Dan asco.

En estas estabamos cuando Pepiño ha hecho acto de presencia mediática para decir alguna que otra sandez al respecto de la precipitada salida de India de Esperanza Aguirre a la que pilló el fregado terrorista en medio y que según el Secretario de Organización del PSOE debería haberse quedado esperando a comprobar el estado en que se encontraba el resto de la delegación que acompañaba a la Presidenta de la CAM.

Yo no se si Pepe Blanco se habrá visto minimamente salpicado por un atentado, pero yo si, y puedo asegurar que el caos que se forma es eso, caos, desorden, terror y en esos momentos brutales en lo único que piensas es en salvar la vida. En el caso que nos ocupa además los miembros de la delegación a los que según Pepiño, Esperanza debería haber esperado, fueron los que la dijeron que se marchara.

Pepe Blanco yo creo que no es consciente ni de si mismo, ni de sus palabras, bueno si lo es. Esto le ha venido como anillo al dedo para por lo menos durante unas horas no hablar del paro o la crisis. El, que siempre ha reclamado unidad frente al terrorismo y acusaba a los demás de no seguir las pautas que el gobierno fijaba en esta materia va y se descuelga con esta chorrada. Pepe, ¿Eres consciente del marrón que iba a tener el Gobierno de España si alguien como una presidenta de una comunidad autónoma fuera secuestrada por un grupo de malnacidos?. No creo que lo seas, pero en fin.

Dicho lo anterior, mención especial merece el número de los calcetinitos. Aparte de la pinta que la presidenta de la CAM tenía, que tenía su aquel, no llego a comprender el sentido de la puesta en escena. Nadie le iba a negar que había estado donde ha estado, ni que había pasado por lo que había pasado, pero digo yo que alguien de protocolo, prensa, o cualquiera de los n departamentos de Presidencia de la Comunidad de Madrid no se podría haber pasado por casa de la Sra Aguirre o por El Corte Inglés que está enfrente de la sede de la CAM, a por algo para hacer que la presencia en la rueda de prensa no resultase como poco grotesca.

Creo que los ciudadanos nos merecemos unos politicos que no hagan de un asunto tan serio como este un número de circo.